LA DERECHA DIARIO entrevista a Alberto Hernández miembro de Encuentro– Mientras las universidades atraviesan la mayor politización de la historia y una hegemonía de la extrema izquierda, la experiencia del partido estudiantil de derecha UPAU, le puede enseñar a los estudiantes cómo recuperar sus universidades.

La política universitaria en Argentina hace años que dejó de ser uno de los motores de la política nacional, convirtiéndose en un caldo de cultivo de militantes de la extrema izquierda, y tanto el peronismo como el radicalismo ven con cierto recelo la actividad estudiantil.Pero esta situación en el país es relativamente nueva; hasta la crisis del 2001 la política estudiantil era apasionante, tenía todas las corrientes de pensamiento con mayor o menor representación, lo que sucedía allí tenía impacto político y mediático y era, sin dudas, la cancha de entrenamiento para lanzarse a la política del mundo real.Uno de los partidos que mejor representó todo esto fue la UPAU, o Unión Para la Apertura Universitaria, conformado en 1983, que contó con enormes victorias hacia el fin de la década. Sin lugar a dudas, este fue el potrero de miles de políticos que luego dieron paso al escenario nacional, en partidos como la UCR, el PJ, el PRO y principalmente, la UCeDé.A pesar de su enorme abanico de figuras, la UPAU representó a la derecha en las universidades del país, especialmente en la UBA, donde lograron destronar a la histórica Franja Morada, y cambiaron por casi una década el discurso y la manera de hacer política en las facultades.Tuvimos la enorme y gratificante oportunidad de conversar con Alberto Hernández, quien estudió ingeniería industrial en la Facultad de Ingeniería de la UBA, fue Secretario General del Centro de Estudiantes por la UPAU en 1987-88 y es un fanático de la historia que construyeron los ambiciosos militantes de la agrupación política durante ese período.


¿Qué fue la UPAU? ¿Por qué nació? ¿Cuáles fueron los objetivos que se planteaban? ¿Cuál era la ideología de este partido? 

«UPAU fue una agrupación política universitaria de centro-derecha fundada a fines del ’82 en la Facultad de Derecho de la UBA. Nació para hacer política con vocación de poder. Según sus fundadores, y argumento que sosteníamos en aquellos días para presentarnos, éramos la unión en la Universidad de todas las expresiones políticas liberales, conservadoras y de centro derecha, las que a nivel nacional estaban representadas por distintas expresiones y que en una posterior etapa aspirábamos a reunir. Somos liberales profundamente anti comunistas y anti populistas, nos tocó ser testigos de la gran revolución conservadora de los ’80 en el mundo, Reagan, Thatcher, el papado de Juan Pablo II, la caída del muro de Berlín, el colapso de la URSS, hechos que marcaron nuestra época.»

En julio de 1983, la UPAU obtuvo una banca en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho, que la ocupó Carlos Maslatón. En el ’84 casi le ganan a la Franja Morada y abrieron filiales en universidades del interior del país, con triunfos en Mendoza. En el ’85 pierden las elecciones del Centro, pero ganan un plebiscito en Derecho y Ciencias Sociales para evitar un cambio del plan de estudios. En el ’86 fueron segunda fuerza, pero esta vez ya con presencia en elecciones para todos los cargos de la UBA. Finalmente se consagraron en el ’87, con triunfos contundentes en Derecho, Ingeniería, Veterinaria, y Arquitectura, obteniendo la Secretaría General de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y un codiciado consejero superior ante el rectorado de la UBA.

Diversos triunfos seguirían en las distintas Facultades de la UBA, con UPAU Ingeniería siendo el partido que más duró al frente de Centro de Estudiantes, por 5 años consecutivos, hasta 1992.

¿Cómo empezaste a militar en la UPAU? 

«En mi caso me acerqué solo, sin amigos ni nadie que me invitara, luego de ver una invitación a una reunión en un sencillo cartel manuscrito pegado en la facultad que decía “No al CBC”, en el año que se implementó, 1985. Si bien yo ya estaba adentro, había dado el examen de ingreso en 1982, me pareció una medida demagógica, costosa, ineficiente y un engaño para muchos que se iban a trabar y perder el tiempo. Iba a perjudicar a todos, los inscriptos y los ya alumnos. El tiempo me daría la razón.»

¿Qué le dirías a un estudiante que hoy piensa en hacer política universitaria? 

«Estudien y recíbanse, máxime si luego quieren dedicarse a la política. Luchen por sus convicciones. Piensen en grande, convénzanse que pueden y van a cambiar la historia, una lucha épica genera mística, imprescindible para enfrentar los obstáculos que se presentan. Movilícense por ideales, sean honestos, las aspiraciones personales son absolutamente legítimas, pero no deben ser el único motivo para militar, el mejor camino para satisfacerlas es haciendo las cosas bien en cada situación y ámbito en el que se desenvuelvan. Nos asiste la razón, nuestras ideas son justas y las mejores. Estén atentos, las izquierdas y populismos buscan captar los fuertes sentimientos de justicia de la juventud para su revolución, no aspiran a resolver problemas, su método es exacerbarlos, crear conflictos donde no los hay, contra eso luchamos. Con estas convicciones nos manejamos en el CEI (Centro de Estudiantes), hoy, más de 30 años después, ex empleados del CEI nos aprecian y recuerdan como lo mejor que conocieron en sus muchos años de trabajo.»

Algunos de los estudiantes de Ingeniería que conformaron la lista ganadora de la UPAU en 1987.

Fuente: https://derechadiario.com.ar/argentina/como-hacer-la-politica-universitaria-grande-otra-vez-la-experiencia-del-partido-estudiantil-de-derecha-upau